Luego de terminarse el Informe de la Comisión Investigadora de Entidades Financieras del Senado en mayo del 2002, que aclaró en nuestro país la verdad sobre la colosal estafa al pueblo argentino que significó el corralito, se desató una campaña de difamación nacional e internacional contra la comisión que lo produjo en general y en contra de su Presidenta que lo expuso ante sus pares, en particular.

No obstante ello, las Instituciones de la República como el Senado de la Nación salieron fortalecidas tras este último embate. En la foto (de contratapa) puede verse a la Presidenta de la Comisión Investigadora de Entidades Financiera del Senado, Senadora Nacional por Tucumán (MC) Dra. Malvina Seguí, retirándose del Salón de Lectura Arturo Illia del Senado, luego de declarar y obtener el apoyo de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado que presidía la entonces Senadora Nacional por
Santa Cruz y actual Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner.

Estuvieron presentes, además de la presidenta de dicha Comisión, los demás integrantes entre los cuales se puede destacar al Senador Nacional Miguel Ángel Pichetto en el primer plano. En segundo plano se puede ver a los dos principales asesores de la Senadora Malvina Seguí Dres. Alberto Biagosch y Alberto González Arzac, quien fue además el Secretario de dicha Comisión Legislativa y coautor de este libro.

 
 
   

 

Diseño web